Si crees que puedes hablar por telefono en la oficina como se te de la gana, alguien puede no estar de acuerdo.